lunes, febrero 20, 2006

El Testamento de Nerea

Una vez, sentados en la arena negra, Nerea me dijo:
-No entiendo que haces aquí, Marius. Tu tierra es demasiado triste, estos días he visto cosas terribles; caminé por las orillas del Bosque del Desdén, pero no me atreví a entrar; ese cielo color mostaza quita toda la esperanza; incluso esta arena negra sobre la que estamos sentados parece la escencia calcinada de la creación. Traté de regresar a mi hogar, pero esas aguas oscuras en verdad dan miedo. ¿Por qué no te vas de aquí?
-Porque alguien tiene que estar aquí para mantener este lugar vivo, siempre y cuando alguien nos recuerde permaneceos vivos, si todos olvidan este lugar entonces dejará de existir, y ya no habrá donde dejar los demonios que nos carcomen por dentro, es mejor tener aquí el Bosque del Desdén que tener un árbol en cada persona.
-Tienes razón, pero yo debo regresar a mi reino de éter y sal, suficiente tristeza hay ahí como para además cargar con el peso de este plano. Pero te dejo estos cinco pergaminos, son mi testamento, han pasado de mano en mano y ahora llegan a ti, escribe cinco herencias tuyas al mundo y hazla llegar a otros cinco, que sigan tu ejemplo. Me voy antes de que suba la marea. Recuerda que por el mar puedes escapar de este mundo de tortura.
Y se fue....
Rasgo el pergamino usando una pluma de cuervo y sangre por tinta. Para hacerlos llegar necesitaré hacer cinco botellas, estarán hechas de sueños por cumplir, para que cuando sean abiertas invoquen el sonido de las olas oscuras y la enorme nostalgia que siento en mi aislamiento.

Ahora las botellas flotan en la mar, y los signos astrales, invisibles a través del cielo tortuoso,tendrán que guiarlas a mi única elegida: La Huérfana.

Las otras cuatro llegarán a donde el tiempo no tiene principio ni fin....

Etiquetas: ,

1 Comments:

Blogger Nerea said...

¡¡¡Gracias Mariussss!!! XD!


¡¡¡Te quiero!!!

21/2/06 5:52 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home